EMPLEADO

Belén Rial | 31 años | Síndrome de Down | Auxiliar de oficina en ISDEFE

 

“Mi madre siempre supo que tenía que trabajar para sentirme útil”

Soy Belén Rial, tengo 31 años y Síndrome de Down. Llevo más de un año trabajando en Isdefe como auxiliar de oficina y estoy muy contenta. Antes trabajé en otra empresa muy importante durante seis años, pero quebró y me quedé en el paro. La Fundación Síndrome de Down de Madrid fue la que me ayudó a encontrar este trabajo.

En Isdefe me siento una empleada y una compañera más. Fuera de aquí también nos juntamos, salimos a comer, tomamos algo, desayunamos juntos… ¡Me encanta celebrar mi cumpleaños con ellos!

Cuando empecé a trabajar, mi padre tenía miedo, pero cuando ya llevaba un tiempo se sintió muy orgulloso de mí, porque veía que lo hacía muy bien y que era feliz. Yo siempre he querido trabajar, sobre todo para demostrarle a mi padre que soy buen auxiliar de oficina, como lo fue él, y que sigo sus pasos. Trabajar con el ordenador para hacer algunas de mis tareas ¡me encanta! Mi madre, sin embargo, siempre supo que tenía que trabajar para sentirme útil y desde siempre me da consejos para que mi trabajo vaya bien.

Las personas con discapacidad somos iguales que los demás y hacemos las mismas cosas, aunque necesitemos un poco de ayuda. También somos capaces de trabajar, ayudar y ser responsables. Y por tanto, tenemos derecho a sentirnos útiles y ganar dinero para poder vivir.

A las empresas les diría que contraten a personas con discapacidad porque somos igual que el resto, podemos hacer las cosas bien, estar atentos al trabajo y a las tareas, y ser responsables. El trabajo es importante para todo el mundo, y nosotros tenemos derecho a sentirnos útiles. También les contaría mi experiencia, para que vieran que, con esfuerzo y la ayuda de la Fundación Síndrome de Down y las preparadoras laborales, trabajo y me relaciono con la gente de la empresa y todo funciona muy bien. Les diría cómo somos y que no hacemos cosas raras para que no tengan miedo y se sientan orgullosos de contratarnos.

Si ahora mismo no tuviera trabajo, primero me tomaría unas vacaciones porque llevo casi 8 años trabajando. Después iría a la Fundación para que me ayudaran a encontrar otro trabajo. Sin trabajo puedo hacer otras actividades, pero me faltarían cosas importantes como el cariño de la gente, sentirme útil, tener la cabeza activa, aportar dinero en casa… ¡Me encanta trabajar y no quiero dejarlo hasta que me jubile!


Una respuesta a “EMPLEADO

  1. Belén, vales muchísimo, como trabajadora y como persona. Cualquier empresa que cuente contigo saldrá ganando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s