Archivo de la categoría: Empleado

“Las personas con discapacidad podemos hacer mejor algunos trabajos”

Albert Cantarell Cantarell tiene 29 años y su discapacidad es un retraso mental ligero. Trabaja como peón agrícola desde hace 4 años en AISD Viver de Bell Lloc, en el proyecto de La Tavella.

Piensa que las empresas deben contratar a personas con discapacidad ya que todos somos iguales, aunque cada persona tiene sus diferencias. En el mundo laboral, no se tienen las mismas oportunidades que los demás para encontrar trabajo. ¿Quieres seguir leyendo?

“Siempre me he sentido muy integrado con todos mis compañeros”

Nuestro nuevo testimonio protagonista se llama Rodri y tiene 38 años. Desde hace 8 es preparador de la sección mecanizados de la empresa Anudal, especializada en la fabricación de accesorios para la carpintería de aluminio. Afirma que le gusta mucho su trabajo porqué siempre se ha sentido muy integrado con todos sus compañeros y su familia le ve feliz y contento.

Cree que las empresas deben contratar a personas con discapacidad porqué el rendimiento de una persona con discapacidad es el mismo que cualquier otra que no tiene, siempre y cuando… ¿Quieres seguir leyendo?

“Sabemos hacer las cosas igual que una persona normal y corriente, y a veces, mejor”

Jesús Blázquez trabaja como auxiliar administrativo en el Departamento de Calidad de Grupo Eulen. Tiene que trabajar como todo el mundo puesto que, a pesar de tener un 37% de discapacidad físico-psíquica, no percibe ninguna ayuda económica por parte de la Administración. Si se queda sin trabajo, se va al paro con lo que tiene cotizado y no recibe más dinero…

Lo que más le gusta de sus tareas es lo que tiene que hacer con el ordenador, como archivar en la unidad de red del departamento, los informes de incidencias y las reservas de las salas de reuniones… ¿Queres seguir leyendo?

“Las empresas tendrían que vernos más como una oportunidad que como una amenaza”

Su nombre es Josefina Molina y desde hace 4 años trabaja como administrativa de obra en Contratas y Obras. Le encanta la variedad de trabajos que lleva a cabo a lo largo de su jornada laboral, las oportunidades que la empresa le ofrece para seguir formándome, la singularidad de las obras que desarrolla CyO, la cercanía y facilidad de comunicación con sus superiores y el ambiente de trabajo, que es excepcional.

Hace unos años tuvo que hacer un paréntesis motivado por su discapacidad y, al reincorporarse, tuvo que reciclarse para ponerse de nuevo al día, realizando un esfuerzo que todavía hoy su familia le reconoce. ¿Quieres seguir leyendo?

“Mi discapacidad no define mis competencias para los diferentes puestos de trabajo”

Vanessa Lázaro es discapacitada física y trabaja en CPP Protección y Servicios de Asistencia como agente telefónico en el centro de atención al cliente en España y Francia. Lo que más le gusta de todo es que se encuentra en una empresa líder de su sector, además del gran equipo humano que hay. Últimamente han incorporado a un nuevo miembro; se llama Ohlalá! Y es un pez precioso. Requiere de una atención constante y un cuidado especial, como hacemos con nuestros clientes.

Su experiencia laboral, teniendo en cuenta su situación, es un ejemplo para sus hijos, ya que en el fondo les está transmitiendo que si ella puede, ellos pueden, y más. ¿Quieres seguir leyendo?

“Las personas con discapacidad desarrollan una actitud positiva y optimista hacia los retos diarios”

Nuesto siguiente testimonio se llama Francesc Blanco Merinero, tiene atrofia muscular y trabaja para la Fundación ESADE como Gestor Académico del grado en Administración y Dirección de Empresas. Piensa que las empresas deben contratar personas con discapacidad siempre que éstas reúnan los requisitos para el puesto, que son formación, experiencia y aptitudes.

Lo que más le gusta de trabajar en ESADE, y concretamente en su puesto, es el trato con las personas: compañeros, alumnos y profesores. Para él, es el aspecto más enriquecedor. También existe una vertiente técnica que le resulta muy interesante y es, a su vez, necesaria para que todo funcione correctamente. ¿Quieres seguir leyendo?

“Estamos acostumbrados a romper barreras, a luchar contra las adversidades de una sociedad desigual”

Os presentamos a Lydia. A pesar de tener una lesión medular, trabaja como jefa adjunta en la unidad de puesta en marcha de ensayos clínicos de la empresa Sermes. Se siente muy realizada en su trabajo sabiendo que va a ayudar a otras personas que en un futuro podrán beneficiarse de nuevos tratamientos farmacéuticos. Es su granito de arena.

Las empresas como Sermes, que dan oportunidades a personas con discapacidad, descubren que es fundamental la integración laboral de personas con discapacidad. De todos modos, Lydia espera que el teletrabajo acabe abriendo del todo las puertas a las personas con discapacidad, ya que las barreras físicas y la adecuación de los puestos de trabajo dejarán de ser impedimentos. ¿Quieres seguir leyendo?